Cristina Wilhelm

Ulises Hadjis: Confort y música para volar

In Perfiles on 24 agosto 2009 at 7:53 PM

Por Cristina E. Wilhelm

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

Escuchar la música de Ulises Hadjis es detenerse y recibir una inyección de bienestar. Libre de pretensiones o ínfulas de rock star, este joven se muestra al mundo armado solamente con una Epiphone Casino del 2007 que compró con el primer pago que recibió por la venta de su disco. Hoy tiene en la sala de su casa un Grammy que obtuvo junto a Roberto Rincón por la ingeniería de sonido del álbum Como se llega a Belén de Voz Veis, y a pesar de todo sigue siendo el mismo: simplemente un melómano enamorado que vive cada día para que su música llegue a donde tenga que llegar: “Nunca fui un niño musical ni tuve una educación musical formal. Me costó aprender a tocar la guitarra. Siempre digo que me convertí en músico más por necesidad que por habilidad. Necesitaba ser parte de eso que sentía cada vez que escuchaba una buena canción”. El disco inaugural de Ulises, Presente, es la carta de presentación que le abre puertas día a día, llevándolo a unir entre sus fans a personalidades como Julieta Venegas o Natalia Lafourcade. No en vano, la revista Rolling Stone de Latinoamérica catalogó su álbum como uno de los mejores del 2008. Todo eso lo llevó a su primera gira internacional en México junto a los caraqueños de Jóvenes y Sexy y a numerosos reportajes en medios de circulación nacional: “Las cosas no llegan estando acostado en la cama de tu casa. Cada logro alcanzado lo he trabajado. Cuando salí de Julia –la banda donde era baterista– y decidí hacer este disco sentí temor. Me decía a mí mismo: ‘esto no le va a gustar a nadie’. Pero me enfoqué en hacer música honesta, confié en el criterio de mi productor y seguí adelante. Confieso que aún me sorprendo cuando me dicen que mi disco se acabó en Esperanto. ¿Me pregunto quiénes fueron las personas que lo compraron?”. Sin duda la honestidad de Ulises Hadjis es su nota musical más sublime. Su meta no es ser famoso o salir en la tele. Él sólo quiere ser escuchado y lo ha logrado a través de melodías sutiles, una voz aterciopelada y letras reflexivas, que dejan entrever el intelecto que sus estudios de Sociología y Filosofía ameritan. Cada tema de su disco es una pequeña ventana hacia sus propias preocupaciones genuinas, que en ocasiones ni siquiera necesitan de palabras: “No me interesa ser indie. Yo no soy cool, no me drogo, no tomo alcohol y me visto como un ser humano normal. Simplemente veo la música como un oportunidad para hacer arte. Eso es lo que intento”.

© Publicado originalmente en la edición 45 de la revista Tendencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: