Cristina Wilhelm

Grupo de Trabajo de Tortugas Marinas: Al rescate de la identidad ecológica

In Perfiles on 24 agosto 2009 at 8:16 PM

Por Cristina E. Wilhelm

© Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

© Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

Las aguas venezolanas son el hábitat de cinco especies de tortugas marinas. Todas ellas están en peligro de extinción. En la última década, su población ha ido en picada debido a factores como la contaminación humana, los derrames petroleros y la caza indiscriminada. Por fortuna, en la zona occidental contamos con un escuadrón de rescate gestado en el seno de La Universidad del Zulia, que desde hace diez años trabaja bajo el nombre de Grupo de Trabajo de Tortugas Marinas del Golfo de Venezuela. Más de veinte personas lo integran, pero quien lo mantiene en pie de lucha es su presidente, Héctor Barrios, quien es además profesor de Ecología en la Facultad de Ciencias de LUZ: “La idea de formar la asociación surgió durante un curso de buceo en Margarita, donde conocí a los activistas del Grupo de Nueva Esparta”. En ese viaje Héctor reunió el entusiasmo necesario para empezar. Como no tenía muy claro cómo, empezó a viajar al Golfo para estudiar la zona. Allí conoció al hijo de un pescador de Paraguaipoa llamado Yordano Palmar, quien además era nieto de un cacique; ese encuentro fue la coincidencia que dio pie a que el grupo se formara y rindiera los frutos cosechados: “Cuando conocí a Héctor yo era un niño y él aun estudiaba en la universidad. Empecé ayudándolo a recoger muestras, estaba pendiente de las redes de los pescadores y de avisarle cuando encontraba alguna tortuga enferma. También le servía de traductor. No fue fácil lograr esto. Según las creencias indígenas, las tortugas son un don del dios Malewa que está anuestra disposición. Ahora los pescadores sonríen complacidos al liberar las tortugas de sus redes, pues están contentos de salvarles la vida”. Además de coordinar la logística de las actividades del GTTM-GV y de realizar diagnósticos tempranos de las tortugas rescatadas, Yordano estudia enfermería en LUZ. Hoy, la labor del grupo de trabajo se centra en investigación, extención y educación, ya que el éxito del equipo fue lograr concienciar a los pescadores de su importancia en la preservación de estas especies: “Uno de los principales problemas es que la carne de tortuga se cotiza muy bien entre comerciantes, pero lograrmos hacerles entender que su comercialización no sólo es ilegal, sino que atenta contra la supervivencia de las especies. Otro problema es que del caparazón de una de las especies del golfo, la Eretmochelys Imbricata, se obtiene el carey, por lo que es especialmente perseguida. Es lamentable encontrarnos tortugas asfixiadas por bolsas plásticas lanzadas inconscientemente al mar; otras con petróleo en sus vías digestivas… Hace poco más de una década habían unos cuatro mil nidos de tortugas en todo el Pacífico. Hoy quedan quinientos”. Mientras el mundo despierta, este equipo trabaja. No sólo han llevado los resultados de sus estudios a lugares como Costa Rica, Grecia o Malasia, sino que en 2007 fueron acreedores del segundo mejor trabajo de investigación en tortugas marinas a nivel mundial, en Carolina del Sur. Por fortuna, pareciera que en este mundo los espíritus nobles, preocupados por los asuntos realmente esenciales, nunca estarán en peligro de extinción.

© Publicado originalmente en la edición 40 de Tendencia Maracaibo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: