Cristina Wilhelm

Giancarlo Maldonado: La promesa del fútbol venezolano

In Perfiles on 26 agosto 2009 at 11:29 PM

Por Cristina E. Wilhelm

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

Detrás de cientos de goles y victorias dentro del fútbol nacional yace el talento de este jugador que viste el uniforme del Unión Atlético Maracaibo con el mismo orgullo con que luce el de nuestra querida Selección Nacional, esa que embriagó al país con vinotino: “He jugado desde las categorías menores hasta la Selección y ha sido muy emocionante ver que a lo largo de los últimos años, cuando el país ha estado dividido, el fútbol ha unido a la gente”.

Carlos Maldonado, padre de Giancarlo, fue un futbolista respetable que desde niño inculcó a su hijo la pasión por el deporte. Pero además de ser su inspiración, también ha sido su mentor y compañero a lo largo de su carrera: “He tenido la suerte de que en todos los equipos a los que he pertenecido en Venezuela justo ha sido mi papá el técnico”.

Este caraqueño empezó a jugar a los cuatro años en San Cristóbal, lugar donde se crió, y en sus primeros años perteneció a varios equipos de categorías infantiles y juveniles. Pero cuando cumplió quince años se presentó una oportunidad difícil de rechazar: “Estuve cuatro años jugando en categorías inferiores para el River Plate de Uruguay y en el 2000 logré debutar en Primera División”.

Sin embargo, el llamado de su país lo hizo volver a la tierra de su infancia, al presentarse la tentadora oportunidad de jugar con el Nacional Táchira: “Esa temporada quedamos campeones, pero lamentablemente al año siguiente el equipo desapareció. De allí pasé a Mineros de Guayana. Esa es la vida del futbolista, siempre de un lado a otro. Ese es el trabajo que uno escogió”.

Desde hace dos años, este brillante delantero pertenece al Unión Atlético Maracaibo, un equipo que ha adquirido fama de invencible y que se ha consagrado como el equipo campeón durante dos años consecutivos. Muchos de los goles que construyeron ese triunfo salieron del corazón de Giancarlo Maldonado y gracias a eso, ligas tan fuertes como la alemana le han asomado atractivas propuestas que, a pesar de que no se han cristalizado, son simplemente una cuestión de tiempo: “No regresé desilusionado de Alemania. Todo lo contrario: vine contento de volver a Maracaibo. Esta es mi segunda casa, es una ciudad que amo y donde he hecho grandes amigos. Para mí es un orgullo representarla nacional e internacionalmente”.

© Publicado originalmente en la edición 30 de la revista Tendencia Maracaibo (2006)

NOTA: El día que colgué esta entrevista fue precisamente el día en que la prensa internacional confirmó que a este jugador lo había comprado el Xerez de la primera división del fútbol español. Me pareció lindo recordar los días cuando llevaba la camiseta de la Vinotinto, el equipo de la Selección Nacional Venezolana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: