Cristina Wilhelm

Viajes extremos: Desentrañando las 7 maravillas del mundo

In Periodismo on 31 agosto 2009 at 6:06 PM

Por Cristina E. Wilhelm

Muralla

El siete de julio de 2007 el mundo presenció la ceremonia donde se declararon las nuevas “siete maravillas del mundo”. Más de cien millones de personas votaron a través del sitio web de la fundación New7Wonders, creada para ese fin. Cada maravilla tuvo su campaña, pero sólo siete fueron elegidas. Una experiencia inolvidable es viajar a conocer todas. Y ojo, la aventura no es inalcanzable: tres de ellas están en Latinoamérica.

La Gran Muralla China
Si desea aventurarse en esta maravilla del continente asiático, la mejor época es entre abril y junio. Eso si: vaya preparado para caminar bastante. Como la Muralla China tiene siete mil trescientos kilómetros de extensión, debe elegir el tramo que desea conocer. La sección de Simatai, al este de Jinshanling, es recomendable para turistas extremos ya que, como está deteriorada, conserva la autenticidad que han perdido tramos más populares, como el de Badaling o Mutianyu, los cuales han sufrido numerosas restauraciones y son preferidos por los turistas convencionales. La experiencia será un desafío físico pero la elevación de su espíritu valdrá la pena.

petra

La ciudad de Petra
Tras permanecer oculta durante siglos, finalmente el mundo descubrió Petra, la antigua ciudad de los Nabateos, que data del año 312 a.C. Ya no son un misterio las ruinas de esta ciudad labrada en la arenisca rosada del desierto jordánico, que fuera redescubierta en 1812 por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt, quien se infiltró disfrazado de musulmán, arriesgando incluso su vida, para devolverla al mundo moderno. Si decide conocerla, hágalo como debe ser: atravesando a pie el Siq –el estrecho pasadizo rocoso que la esconde– y obteniendo la primera visión del monumental Tesoro del Faraón desde el lomo de un dromedario. Sin embargo, si quiere conquistar las alturas más ambiciosas, como el Monasterio, la recomendación es armarse de valor y optar por un burro.

cristo

El Cristo Redentor
La mejor época para visitar Río de Janeiro es entre octubre y marzo, ya que en este periodo se suscitan dos eventos importantes que todo viajero debería experimentar: el Año nuevo en Copacabana y los carnavales de Río. Aunque el Cristo del monte Corcovado, que se erige en sus treinta y ocho imponentes metros de altura, fue la maravilla elegida, lo cierto es que la ciudad carioca ofrece cientos de maravillas. Se puede llegar al Cristo en carro, a pie o a bordo de un tren que te lleva a destino en quince minutos. La sugerencia para los extremos es que vayan a pie, teniendo cautela, y terminen el día aprendiendo surfear en las playas de Ipanema. En el invierno hace las mejores olas.

machu

Machu Picchu
Ningún viajero extremo puede saciar su sed de aventuras hasta visitar las ruinas de Machu Picchu en Perú, que se erigen en plena Cordillera de los Andes. Le advertimos que llegar no es cosa fácil. El sistema más cómodo es mediante un tren que parte de Cuzco hacia Aguas Calientes, unas cuatro horas, seguido por un tortuoso viaje en autobús de aproximadamente veinte minutos. Pero para espíritus aventureros el consejo es transitar el Camino de los Incas, partiendo a pie desde Cuzco. La caminata dura unos cuatro días, pero será la única forma de encontrarse con refugios, santuarios antiguos y ruinas incas, rodeado del sublime paisaje andino. Ascender a través de la niebla y llegar a Machu Picchu cruzando la Puerta del Inca, será uno de esos recuerdos que vienen a la mente justo antes de partir del mundo terrenal.

chichen

Chichén Itzá
Si la ruta maya lo convenció de llegar a Chichén Itzá, sepa que hay dos momentos ideales para visitar esta maravilla: durante el equinoccio de primavera o de otoño, en los atardeceres del 21 de marzo y el 22 de septiembre, respectivamente. El equinoccio es un fenómeno astronómico mediante el cual el día y la noche adquieren la misma duración. Lo curioso es que esos días la mitad del emblemático Castillo queda bajo la luz, mientras que la otra mitad yace en penumbra. El fenómeno se celebra con el ritual del Descenso de la Kukulcán, donde el anfitrión es el sol, ya que genera sobre la pirámide siete triángulos de luz, que en un periodo de cuarenta y cinco sublimes minutos crean la forma de una serpiente que pareciera descender de la estructura. Nada como vivir el momento en la cúspide de la pirámide. Sólo tendrá que reunir las fuerzas para subir los angostos, empinados e interminables escalones. Nadie dijo que iba a ser fácil.

Coliseo

El Coliseo
Muchas épocas del año son ideales para visitar Roma, pero si la meta es vivir con intensidad la experiencia del Coliseo hay que planificar el viaje para conocerlo un Viernes Santo, ya que así, además de tener en su haber una nueva maravilla conquistada, podrá participar en el tradicional viacrucis que anualmente preside el Papa de turno, y cuya estación culminante es el anfiteatro del Coliseo romano. Sea o no seguidor del Cristianismo, lo cierto es que el recorrido le permitirá conectarse con la energía de miles de fieles y revivir la Pasión de Cristo en la tierra de los mismos hombres que, dos milenios atrás, ordenaron su ejecución.

Imagen 1

El Taj Mahal
Aunque ver un atardecer frente al Taj Mahal es una experiencia que merece cualquier sacrificio, ciertamente el camino que conduce al monumento más grande que se haya hecho al amor está saturado de espinas. Ubicado en la ciudad de Agra, debe transitarse un sendero de aproximadamente cincuenta kilómetros, que está enmarcado por cientos de personas que suplican desesperadamente por una limosna. Pero cuando el Taj Mahal se impone todo se torna en belleza. Un banco del Jardín del Paraíso es el lugar idóneo para contemplar el majestuoso mausoleo que construyó el emperador Sha Jahan tras la muerte de su amada Arjumand. Incluso, el río Yamuna fue desviado para que el Taj Mahal se reflejará sobre sus aguas. Es el lugar perfecto para culminar esta travesía.

© Publicado originalmente en la edición 38 de la revista Tendencia Maracaibo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: