Cristina Wilhelm

Divorcio: ¿Los chicos no lloran?

In Periodismo on 4 septiembre 2009 at 9:39 PM

Por Cristina E. Wilhelm

PD00-7931Existe la creencia de que cuando se habla de divorcio quien resulta más afectada es la mujer, por quedar desamparada y con una carga familiar que debe proteger dentro de su hogar desmembrado. Pero lo cierto es que este proceso también afecta profundamente a los hombres, para quienes empieza una difícil etapa llena de contratiempos y vicisitudes, justo en el instante en que plasma su firma divisoria.

En el mundo en que vivimos existe la tendencia a creer que los chicos no lloran. En la lucha por la igualdad de los sexos tiende a verse a la mujer como víctima del sistema social y al hombre como un ser dominante y capaz de controlar sus emociones, sobre todo tras la ruptura de una relación matrimonial. Pero lo cierto es que los hombres son de carne y hueso y deben atravesar por los mismos procesos emocionales que afectan a la mujer, sólo que ellos deben cargar con el peso de ser vistos socialmente como victimarios y además con la imposibilidad de mostrar abiertamente sus sentimientos. Muchas veces deben vivir estos procesos de forma solitaria; esto explica el que un estudio científico realizado en Canadá revelara que el sexo masculino es seis veces más propenso a sufrir depresión que el femenino tras la ruptura de una relación.

Es cierto. Muchos hombres justo después del divorcio lucen liberados y en apariencia felices. Algunos empiezan a retomar sus vidas nocturnas y a buscar nuevas conquistas para llenar sus vacíos existenciales. Pero en la mayoría de los casos esto es sólo una coraza muy frágil, que cede con el peso de todos los nuevos problemas que deben enfrentar…

Por lo general para la mujer el divorcio significa la ausencia de la figura masculina y paterna en el hogar, pero para el hombre es la ausencia del hogar mismo. Su vida cambia por completo: las amistades se bifurcan y los hijos ya no son un privilegio que puede disfrutar a diario. Debido al hecho de que internacionalmente las leyes en estos casos favorecen la mujer, es muy improbable que un padre, por muy bueno que sean tanto él como su abogado, logre obtener la custodia de los hijos. Los espacios para compartir tiempo de calidad con ellos se ven reducidos a un par de visitas durante los fines de semana.

Aparte, debe resolver su nuevo gran problema, la vivienda, cuya solución depende en gran medida de su estabilidad económica. Muchas veces el hombre se ve forzado a regresar a casa de sus padres –y vivir con la frustración que esto puede llegar a significar– o a mudarse provisionalmente a un hotel, mientras consigue un lugar para alquilar o comprar. Durante esta transición debe además responder con las cuotas de manutención de su antiguo hogar y subsanar las necesidades económicas de la madre y los hijos. Esta doble economía muchas veces lleva a la ruina al hombre divorciado, quien además de vivir el luto de la pérdida de pareja, tiene que afrontar una realidad económica insostenible.

Por lo general es más fácil para el hombre conseguir una nueva pareja. Pero esto representa un nuevo contratiempo, ya que esto puede suscitar rencores en la madre y confusión en los hijos, quienes difícilmente dejan de albergar la ilusión de una reconciliación. Las recomendaciones para el hombre en este caso son tomar la vida con calma y darse tiempo a sanar las heridas. Lo importante es que ellos mismos se den permiso para vivir este proceso y curarse por completo. Sólo así podrán reconstruir su vida con una nueva persona y alcanzar tanto su plenitud como las de sus hijos.

© Publicado originalmente en la edición 2 de la revista Tendencia Hombre (2009)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: