Cristina Wilhelm

Yordano Di Marzo: Trovador de generaciones

In Perfiles on 22 septiembre 2009 at 3:43 PM

Por Cristina E. Wilhelm

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

© Fotografía: Dondyk+Riga / Tendencia Maracaibo

Este compositor y cantante no necesita presentación alguna. Sus tonadas son, más que canciones, himnos de generaciones enteras que se juraron amor eterno escuchando Días de junio y A la hora que sea. De los hijos de la vorágine musical que parió el “uno por uno” muchos desaparecieron, pero hoy, con más de veinte años de lucha sobre los hombros, el nombre de Yordano se erige con una fuerza abrasadora como un pilar fundamental de la música en Venezuela.

Desde la década de los setenta, Yordano inició una carrera musical que tuvo su auge cuando cristalizó su primer disco en 1979. Quizás algunos todavía recuerden aquella agrupación llamada Sietecuero, donde Yordano compartió tarima con su hermano Evio Di Marzo. Sin embargo, hoy queda muy poco de ese joven espigado y tartamudo sumido en una timidez encantadora. Por estos días –y estas calles– este artista es un hombre de familia, que adora a sus cuatro hijas y a su esposa, que goza de los laureles del pasado y lleva su carrera musical con la tranquilidad de quien ya triunfó y no tiene nada que demostrar.

Yordano ha desarrollado un estilo particular que vislumbra influencias del pop inglés, de los danzones del Caribe, de boleros… que pasa sin pedir permiso por el rhythm and blues, tocando a Los Beatles y guiñando el ojo a Willie Colón. Pero han sido sobre todo sus letras las que lo han etiquetan como un romántico incurable… las que han conquistado corazones. Yordano es especialista en tocar las fibras del alma y la conciencia, con sus temas que invitan a reflexionar sobre las contradicciones de la política en nuestro país.

Este talentoso cantautor superó la prueba del cambio de los tiempos y se infiltró en las nuevas generaciones, confirmando la creencia de que un buen artista, es bueno sin importar el momento en que se escuche. Y a estas alturas nadie puede curar que este venezolano que adoptamos desde Italia es pura madera fina.

© Publicado originalmente en la edición 27 de la revista Tendencia Maracaibo (2005)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: