Cristina Wilhelm

El uso inteligente de tu tarjeta de crédito

In Periodismo on 1 agosto 2010 at 5:19 PM

Por Cristina E. Wilhelm

Tener una tarjeta de crédito es un gran poder, pero como decía la tía de Peter Parker -a.k.a. El Hombre Araña- “todo gran poder implica una gran responsabilidad”. El conocimiento de su funcionamiento puede ser la diferencia entre conducirte a la bancarrota o construir un buen historial crediticio que te permita en el futuro adquirir bienes importantes como un carro o una vivienda.

Uno de los días más emocionante de la vida de cualquier ser humano es cuando recibe la correspondencia que pone en sus manos una tarjeta de crédito. Pareciera que el sol brillara más y que el mundo de las posibilidades se mostrara más luminoso que el camino amarillo que condujo a Dorothy a la ciudad de Oz. Pero debemos andar con cuidado, ya que al final del camino podemos darnos cuenta de que el Mago de Oz no existe, y quedarnos con las manos vacías y, peor aún, con un gran saldo en rojo en nuestra cuenta bancaria.

Las tarjetas de crédito deben utilizarse sólo para emergencias o para compras grandes e importantes. Esto no significa que no puedas darte un gustito de vez en cuando. Simplemente debes hacerlo con inteligencia y conocimiento del funcionamiento del proceso. Lo primero es familiarizarse con los términos.

Fecha de Corte: Es el día del mes que delimita dos periodos de gastos en la tarjeta. Los periodos duran 30 o 31 días, dependiendo del mes.

Fecha Límite de Pago: Es la fecha tope para pagar la tarjeta sin incurrir en morosidad. Generalmente son 20 días naturales.

Pago Mínimo: Es la cantidad que debes pagar al banco para no ser considerado un usuario moroso.

Una de las confusiones se genera al creer que con hacer el pago mínimo no nos estamos endeudando. Pero lo cierto es que el pago mínimo sólo garantiza que no seremos considerados morosos por la entidad bancaria. Pero para no generar intereses debemos cancelar la totalidad de los consumos realizados durante un periodo. Así, para pagar el 0% de intereses hay que usar la tarjeta como sustitución del efectivo que tendremos durante un periodo, pero no para cubrir un déficit.

Ciertamente, el banco otorga unos 50 días de financiamiento, que se cuentan desde la fecha de corte hasta la fecha de pago, con los que podemos jugar si querermos darnos un gusto o si estamos apretados de dinero por algún imprevisto, pero de ser posible, procura hacer el cargo luego de la fecha de corte.

Una recomendación es  pagar todo durante el mes con la tarjeta de crédito y mantener el efectivo que tengas dentro de la cuenta corriente. Esto hará que el saldo promedio de tus cuentas se mantenga elevado. Eso sí, al momento del corte deposita íntegro el efectivo empleado. Verás cómo cada mes aumentará tu límite de crédito. Así, cuando necesites realmente el crédito para comprarte una nueva computadora o un carro, tendrás estos ceros a tu favor.

Anuncios
  1. Buenos días fenomenal la informasion,yo tengo una tarjeta de crédito como ago para q me la aumenten.trendre q candelaria completa todo los meses ósea depositarle todo el crédito de la tarjeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: