Cristina Wilhelm

Archive for 29 noviembre 2009|Monthly archive page

Ángel Sánchez: Arquitecto del haute couture venezolano

In Perfiles on 29 noviembre 2009 at 7:40 PM

Por Cristina E. Wilhelm

En Venezuela nos sentimos orgullosos por nuestro petróleo, por nuestras bellas mujeres, y sobre todo por contar con un diseñador de modas internacional de la talla de Ángel Sánchez, ese arquitecto en el exilio que no puede evitar crear edificaciones de tela que esculpen la belleza femenina, enmarcándola en trajes conceptuales que llamaron la atención de celebridades como Sandra Bullock y Eva Longoria: “Siempre quise justificar mi formación arquitectónica con esa necesidad de expresión a través de la moda, pero debo confesar que no fue fácil dejar la Arquitectura por algo que muchos consideran sperficial“.

Sin dudas, la influencia familiar fue determinante para que Ángel Sánchez se convirtiera en quien es. Su madre era una costurera que se ganaba la vida con el apoyo de una máquina Singer, y para el pequño angelito, las telas, los patrones y los hilos se convirtieron en objetos familiares. En su adolescencia, sus padres tuvieron una mercería que lo obligó a entrar en contacto con ese mundo mágico de canutillos y cristales con los que ha construido su imperio. Fue así como inauguró su atelier en Caracas y se hizo famoso.

Ángel sintió la imperante necesidad de validarse, al asumir el reto de llevar su trabajo a una de las mecas mundiales de la moda, Nueva York. Comenzó tímidamente, introduciendo sus diseños en selectas tiendas por departamentos, como Barney’s y Sacks, pero con la calidad de su trabajo logró inaugurar su atelier en Nueva York, con tan buenos resultados que tuvo que mudarse a la Gran Manzana: “Tuve que hacer y deshacer muchos vestidos para lograrlo, pero valió la pena. Lo más difícil fue acostumbrarme al hecho de tener que hacer dos coleccines anuales. Pero a la vez est te ayuda a organizarte, a ser constante y a demostrar la calidad de tu producto“.

Aunque Ángel Sánchez triunfó en el exterior ha mantenido la humildad intacta; nunca se ha olvidado de dónde vino. Prueba de ello son iniciativas como la desarrollada con las tiendas Beco, que distribuyen su línea casual llamada Concepto, que el diseñador ofrece como un regalo para la mujer venezolana: “Estoy agradecido por todo lo que la gente común y corriente dice sobre mi trabajo. Personas anónimas que se me acercan y me hacen saber su admiración y orgullo. La línea Concepto es simplemente mi modesta retribución a tanta generosidad y reconocimiento. Mi sueño es ver cada día a más venezolanas con una pieza diseñada por mí”.

Publicado originalmente en la edición 34 de la revista Tendencia (2007)

Anuncios

Ana Belén Myerston: Seductora del gusto

In Perfiles on 29 noviembre 2009 at 7:20 PM

Por Cristina E. Wilhelm

Fotografía: Luis Ontiveros

Desde muy temprana edad, Ana Belén Myerston entendió que todo el mundo muere por la boca. El resultado de sus infantiles experimentos culinarios fueron rostros complacidos, expresiones placenteras que revelaron a esta chef cómo un platillo bien preparado podía ablandar corazones. También le revelaron una prematura -¿acaso innata?- certeza de que gran parte de su vida transcurriría dentro de una cocina. Hoy, esa certeza está convetida en un hecho que los quisiquillosos comensales caraqueños alaban cada vez que les entra el antojo de ir a comer en Mokambo: “Desde los trece años estaba segura de que esto era lo mío; la cocina es una técnica de seducción“.

Ana Belén se matriculó en la Escuela Hotel Estatal de su Mérida natal, donde no sólo se inició en el estudio formal de la gastronomía, sino que además se formó en el área gerencial. De allí, un salto la llevó al continente europeo, donde realizó unas pasantías en el Hilton de Bruselas. A su regreso, ya nunca sería la misma. Se mudó a Caracas y en poco tiempo la gente del Grupo Ara reconoció el talento de esta joven pecosa, con más actitud de la cuenta, que transita el mundo con su corte de cabello al rape y sin otra arma más que su sonrisa. Sumito Estévez fue uno de sus mentores, con quien trabajó en el famoso Cathay. Y ese fue sólo el  inicio de muchas mesas ostentosas y sobremesas deliciosas.

En la lista de locales que han contado con su experiencia resaltan nombres como Moka Café, O Club y Citron Café. Ahora Ana Belén está al frente de un oasis africano que ofrece “comida de autor con un toque mediterráneo“, en pleno ajetreo cosmopolita de la avenida Las Mercedes: “No soy simplemente una cocinera; soy gerente de todo lo que hago, y como buena gerente, creo en el trabajo en equipo. Sola no llegas lejos. En la cocina soy controladora: me gusta que todo se haga como debe ser, que el uniforme esté impecable y cada cosa en su sitio. Pero doy a mi staff libertad de pensamiento; respeto esa creatividad particular de cada uno. Aparte de ver a tus clientes complacidos, no hay nada más gratificante que tu equipo te haga saber que valora el trabajo que estás haciendo. En es entorno laboral puedes darte el lujo de plantearte nuevas metas, como por ejemplo ser madre. Esa es mi prioridad en este momento“.

Publicado originalmente en la edición 34 de la revista Tendencia (2007)

Grupo EA: Patrimonio musical de Maracay

In Perfiles on 29 noviembre 2009 at 6:45 PM

Por Cristina E. Wilhelm

Las luces se encienden poco a poco, el humo se apodera de la escena y cinco siluetas en contraluz anuncian lo que vendrá: una voz que posee de la libertad de pasearse con comodidad por todo el espectro vocal, alcanza las notas más graves y agudas con virtuosismo sin igual, acompañada de una banda electrizante que se conjuga para crear el sonido irrepetible del Grupo EA.

Esta agrupación nació en Maracay hace diez años, al igual que cientos de bandas, tocando covers en bares y cafés. Integrantes fueron y vinieron hasta consolidar el quinteto que hoy está conformado por Efraín en la guitarra, Ángel en los teclados, Alejo en la batería, Gustavo en la percusión y Toño en las vocales. La música de EA ha cautivado a toda Venezuela e incluso ha trascendido a Bonaire, Curazao, Alemania, Holanda y España. La clave de su éxito: la capacidad de mezclar en un mismo set y sin un sólo corte, canciones tan distintas como El Jardinero de Wilfrido Vargas y I Will Survive de Gloria Gaynor: “Escencialmente somos una banda de covers, a mucha honra. Nos gusta experimentar con la música para ofrecer un show musical. Podría decirse que tocamos un funk house pesado, pero realmente no nos gusta encasillarnos. La música es tan amplia que ¿para qué cerrarse?”.

Toño fue descubierto por los integrantes de EA durante una inolvidable noche de karaoke en un local llamado El Búho. Él era fan de la banda donde su hermano Alejo era baterista; y hasta él quedó sorprendido de las habilidades de su hermanito, quien muy pronto se integró a la agrupación para convertirse en el sello distitivo de EA. Hoy, además de ser una institución musical en Aragua, son reconocidos en toda Venezuela, no sólo por su primera producción discográfica titulada Pachanga Star –la cual regalaron a sus fans durante sus presentaciones en todo el país–, sino por memorables performances como la inauguración del Hard Rock Café capitalino y el Caracas Pop Festival, donde fueron teloneros de Ricky Martin.

Mucho se ha especulado sobre el nombre de la banda: que son las iniciales de la frase “estado Aragua” o que proviene de un dios mitológico anfibio que llevaba la piel de un pez. Pero lo cierto es que EA simplemente es una interjección de animación, pues eso es precisamente lo que ellos hacen: prender la fiesta donde quiera que vayan y poner a todo el mundo en buena vibra, y bailando hasta más no poder.

Más info en http://www.ea.com.ve/

Publicado originalmente en la edición 35 de la revista Tendencia (2007)